fbpx
Los niños perdidos de Edomex
abril 29, 2019
Toluca y el gobierno de la República por primera vez unidos para que los Jóvenes Construyan su futuro
abril 29, 2019

Poder al Centro

 

  • Lo que dejo pasar el titular del OSFEM en una década, incluyendo una salida digna para él mismo
PLUMAS

Por: Mary Delgado







Lo que dejo pasar el titular del OSFEM en una década, incluyendo una salida digna del organismo

Poder al Centro


Al menos desde octubre del año pasado, legislador@s habían comentado en corto –supongo que no solo conmigo-, la necesidad de que el titular del OSFEM fuera separado del cargo o de menos renunciara por dignidad, ante la enorme cantidad de evidencia que comenzaba a surgir por todos lados, sobre un desempeño francamente mediocre en la actividad fiscalizadora del organismo.

Y no era difícil creerlo. En todos estos años que Baz Ferreira estuvo al frente del OSFEM, no recuerdo un solo dictamen que sancionara con dureza o sancionara, así nomás, sin adjetivos, una sola Cuenta Pública –de los exgobernadores Montiel, Peña o Eruviel-; un solo acto de desvió de recursos, una adjudicación mal hecha, una licitación cuestionada públicamente, unas compras dudosas, o a un secretario, alto funcionario, edil o tesorero corruptos, o ya de perdida que diera la cara a los mexiquenses y saliera a explicar con manzanitas, uno de los tantos casos de corrupción que se han ventilado en los últimos tres años al menos y que han empantanado al gobierno mexiquense.

No, nada de eso. Mientras Baz Ferreira no vio ni investigó las posibles responsabilidades –incluso probablemente criminales- de nadie, frente a sus ojos desfilaron toda clase de desmanes contables y saqueos financieros, desde la manipulación de contratos ventajosos para consorcios como OHL –con evidencia pública y audios difundidos a nivel nacional-, hasta el uso de universidades mexiquenses (incluida la UAEMex y la UPVT) para el saqueo de recursos federales en operaciones y triangulaciones multimillonarias, que más tarde conocimos como la Estafa Maestra.

Tampoco se enteró, y menos sancionó, el desvío e inminente desaparición de las cuotas de trabajadores del sector público al Issemym, que a la fecha, diversas dependencias –incluida también la universidad y todo el sector salud-, no han entregado al instituto. Tampoco ha hecho nada, frente al fraude prolongado que está haciendo el gobierno mexiquense, a través de los Cuerpos de Seguridad Auxiliar (Cusaem), sin aportar un solo elemento o empujar una reforma, que ponga en evidencia el saqueo continuo y permanente de esos recursos, que están yendo a parar a los bolsillos de altos funcionarios del gobierno del Estado de México (¿de quién más?), en lo que puede ser uno de los robos oficiales más graves que se estén cometiendo en este mismo momento y desde hace más de un sexenio.

Curiosamente, justo durante estos 10 años en que Fernando Baz Ferreira ha estado al frente del OSFEM, han ocurrido los peores casos de corrupción en el Estado de México, los cuales conocemos no gracias al OSFEM, sino a trabajos periodísticos diversos. Y por si fuera poco, de acuerdo a datos de Mexicanos contra la Corrupción, el Edomex es una de las entidades más corruptas de todo el país, después del Distrito Federal (hoy Ciudad de México).

Pero bueno, tanto dejo pasar el auditor del OSFEM todos estos años, que hasta una "salida digna" se regateo a él mismo, lo que nos hace preguntar ¿cuánto no se estará jugando? o quizás la pregunta correcta sería: ¿por cuánto?

PARA IRME

¿Quién lo iba a creer?, lo dudamos al principio, pero después de la patada en el trasero con que despidieron al oscuro exdirector de la Biblioteca Legislativa y la aprobación de los decretos que cancelaron los privilegios a exgobernadores (un caso que destapamos y nunca dejamos de investigar desde el 2008), todo indica que sí, que la LX Legislatura trae barredora y trapeador, solo esperamos que la limpieza no sea “selectiva”, pues temo decirles que les falta darle una buena sacudidita a otras áreas que se están cayendo de podredumbre ante tanta opacidad y no son exactamente los baños... mmmm adivinen cuál.

¡Ahh! Y cómo dejar de mencionar el papelón que está haciendo el rector. De verdad que mal desempeño político y que malos asesores tiene. Ni siquiera se han tomado la molestia de hacerle una buena investigación documental al rector, sobre las observaciones de la ASF que son públicas y sobre las que se basa la llamada Estafa Maestra –lo digo por las versiones que sus allegados hicieron correr entre periodistas, mostrando una ignorancia absoluta del caso ¡ni siquiera han leído el libro! Si hicieran su tarea, al menos le darían argumentos para medio responder a cuestionamientos -de diputados y periodistas-, o al menos medio construir un discurso creíble... no increíble.

Eso –líneas arriba- respecto a las cuestionadas finanzas de la universidad, y respecto a la controversia surgida por las dos iniciativas de reforma universitaria, pues que decir... en lugar de armar una buena estrategia mediática, han lanzado desde rectoría una campaña de lodo contra los académicos que presentaron la primer propuesta, utilizando a los periodistas de régimen-pro priísta que ya ni audiencias tienen, pues perdieron toda credibilidad.

Ahí mi única conclusión es que ni el rector, ni sus asesores están haciendo las lecturas políticas apropiadas. Esto me hace pensar en aquella frase que se hizo a propósito de las malas lecturas del gobierno peñista frente a la abrumadora realidad social y política que jamás pudo asimilar y que lo llevaron al derrumbe: “No entiende que no entiende”.

¡Hasta la próxima!

*PODER AL CENTRO

Columna premiada con la “Presea Manuel Buendía 2016”.

1 Comment

  1. Francisco Ruiz dice:

    Excelente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *