fbpx
Los archivos que ayudan a devolver identidades
noviembre 19, 2020
Programa de combate a obesidad y mortalidad por Covid-19 avanza
noviembre 20, 2020

COVID-19 impacta santuarios de Mariposa Monarca en Edomex

La mariposa monarca ya arribó a los bosques mexiquenses, pero los santuarios continúan cerrados y hay riesgo de que no abran este año, revelan campesinos

NOTICIAS


COVID-19 impacta santuarios de Mariposa Monarca en Edomex


WhatsApp Image 2020-11-19 at 9.20.11 PM
mariposa3
mariposa 2
mariposa 1

16 de noviembre de 2020

Temascaltepec, México.- La mariposa monarca arribó a los bosques de pinos y oyameles del Estado de México desde finales de octubre, tras casi cinco mil kilómetros de recorrido procedentes de Canadá. Nada ha cambiado desde su último viaje en 2019, salvo que la pandemia del SARS-Cov-2 de este año ha retrasado la apertura de los santuarios ubicados en la entidad e incluso se corre el riesgo de que no abran.

El Santuario Piedra Herrada por ejemplo, donde los ejidatarios y mujeres dependen de este atractivo natural para subsistir del turismo durante la temporada invernal, no ha abierto el acceso de manera formal y ya lleva un retraso de casi un mes.

Las cabañas, cocinas al aire libre, juegos infantiles y puestos de artesanías, lo mismo que el estacionamiento, están vacíos completamente, mientras que los ejidatarios, mujeres y hombres de origen mazahua que administran el parque y subsisten de sus ingresos, se mantienen expectantes ante la llegada de algunos visitantes, a quienes esperan vender algún tipo de servicio.

Isidro Álvarez, quien atiende la taquilla, admitió que la Comisión Nacional de ´Áreas Naturales Protegidas (CONANP), ya les dio autorización para operar, no así la secretaria de salud del gobierno mexiquense, a la cual esperan para que les de “luz verde” y poder abrir las puertas del santuario.

Sin embargo, a diferencia de Michoacán, donde hace dos días se anunció la apertura del más grande santuario de México, a partir del 28 de noviembre próximo, los campesinos de esta zona del Estado de México, están en la zozobra, ya que cada día que pasa pierden ingresos para sus familias, lo que podría obligarlos “a salir a otros municipios o la Ciudad de México” para laborar como albañiles en las obras, algo que los pone en mayor riesgo de contraer el COVID-19, advierte otro ejidatario.

Isidro admite que existe la posibilidad de que este año el santuario cierre por completo, lo que golpearía aún más la difícil situación de las comunidades mazahuas de esta zona donde los índices de pobreza rondan el 70%.

Dice que les comentaron la posibilidad de que la secretaria de salud les brinde un curso de capacitación para poder recibir a los visitantes y turistas extranjeros sin ponerse en riesgo de contagio, pero hasta el momento, nada ha ocurrido. A pesar de ello desde que avistaron las mariposas a mediados de octubre, todos asisten puntualmente a sus puestos. Aseguran que “la llamada” de la Secretaría de Salud puede llegar en cualquier momento…

En tanto la infraestructura del santuario luce desierta. Solo algunas mujeres se mantienen debajo de sus tejabanes y con los comales encendidos por si acaso… aunque los guisos no los exhiben, todo lo mantienen a resguardo y lejos de la vista. Hay que preguntar.

Pareciera que temen una reprimenda oficial.

Algunos visitantes llegan esporádicamente y son recibidos en taquilla y por los guías, con suerte rentan algún par de caballos para ascender al cerro y con más suerte consumen algunas quesadillas o refrescos. Pero nada es seguro ahora, por eso aquí todos esperan.

Los poseedores de caballos se mantienen en sus puestos, matan el tiempo en grupos, bromeando entre ellos, vigilando o alimentando a sus animales o dando mantenimiento a las instalaciones del santuario.

Las mujeres como siempre ocurre, son las más afectadas. Su principal ingreso por aquí es la venta de artesanías y comida, pero al no haber visitantes sus expectativas de subsistir este fin de año son mínimas.

Isidro recuerda, por si acaso vienen, que traigan sus tapabocas, todos, incluidos niños. Si están enfermos, tienen síntomas sospechosos de COVID-19, fiebre, tos, etcétera, mejor vengan.

La gente de por aquí sabe que su pobreza los podría poner en mayor peligro, por eso piden a todos que si quieren visitar Piedra Herrada, no olviden que la pandemia no ha terminado.

SANTUARIOS EDOMEX

En el Estado de México existen varios tres santuarios de Mariposa Monarca abiertos al público: el Capulín y Macheros, Municipio de Donato Guerra; La Mesa, Municipio de San José del Rincón y Piedra Herrada en el ejido de San Mateo Almololoa, de Temascaltepec.

El fenómeno migratorio de la Mariposa Monarca cubre cuatro mil 500 kilómetros desde Canadá, aunque en los últimos años, estudios revelan una disminución del número de lepidópteros que están arribando a México, como resultado de la deforestación, el aumento de la mancha urbana y otros fenómenos que están golpeando este sistema natural.

En 2018, la Legislatura Local del Estado de México, lanzó un exhorto general a las autoridades para atender la problemática de deforestación que afecta la Biósfera de la Reserva de la Mariposa Monarca, pues datos científicos indican que en el invierno 2004-2005 las colonias registraron una disminución de 77%, en comparación con la superficie ocupada en el invierno anterior.

En aquella ocasión, los legisladores advirtieron que información oficial indica que en los años de 1991 y 2011, se presentó un proceso continuo de deforestación 341 hectáreas de la zona núcleo de la Biósfera; la mayor degradación se registró en Zitácuaro, Michoacán, con 84% de la superficie. En el Estado de México es San José del Rincón el municipio con mayor afectación de tala en los últimos años ya que hasta 2018, presentaba 183 hectáreas -ubicadas dentro de la reserva- con algún nivel de degradación.

La reserva está constituida por 16 mil hectáreas dentro del Edomex y 53 mil dentro de Michoacán.

Para llegar a México, las mariposas monarca recorren 5 mil kilómetros desde el sureste de Canadá y norte de los Estados Unidos, pasando por los Grandes Lagos.

Este pequeño lepidóptero está considerado como una maravilla biológica, pues los insectos reproductivos de esta especie viven de 4 a 5 semanas, pero las “migratorias”, que realizan el espectacular recorrido de 5 mil kilómetro, sobreviven de 6 a 7 semanas en promedio, logrando ajustes metabólicos superiores a sus antecesoras.

Para este año se espera que a mediados o finales de diciembre se abran al público los santuarios de la monarca donde podrá observarse este fenómeno migratorio, aunque debido a la pandemia por COVID-19 en Edomex (el cual se ubica en color naranja), es probable que no se abran.

PANDEMIA Y RIESGOS

Actualmente la entidad mexiquense acumula casi 100 mil casos confirmados de COVID-19 y se acerca a los once mil muertos.

Los números oficiales más recientes indican que en la entidad mexiquense los municipios con mayor riesgo de contagio son los que forman parte del Valle de México, donde se concentran más del 70% de los casos, pero también la capital mexiquense, que en números absolutos, sigue ocupando el segundo lugar con mayor número de decesos, con un total de 947 (y 8 mil 199 casos confirmados), después de Ecatepec, con 11 mil 815 casos confirmados y mil 306 decesos.

En la zona donde se ubica la reserva de la Mariposa Monarca, no ha llegado prácticamente la pandemia, ya que apenas se han registrado 90 casos confirmados desde marzo pasado, aunque se reportan siete personas fallecidas.

Los ejidatarios del Santuario Piedra Herrada consultados por esta reportera, admitieron temer que lleguen visitantes infectados de SARS-CoV-2, por lo que solicitaron tomar precauciones.

Ma. Teresa Montaño
WhatsApp Image 2020-11-19 at 9.21.59 PM
WhatsApp Image 2020-11-19 at 9.23.37 PM

Comments are closed.