fbpx
Autoridades suspenden “fiestas clandestinas” y venta de alcohol por COVID19
marzo 29, 2020
Huixquilucan, epicentro de contagios en Edomex, con 24 casos confirmados
marzo 30, 2020

Delincuencia evoluciona por COVID19; bandas buscan nuevas estrategias

 

 

*En plena crisis sanitaria, la delincuencia intenta adaptarse y aprovechar el “distanciamiento social”, los saqueos son un ejemplo y podría empeorar

NOTICIAS


Delincuencia evoluciona por COVID19; bandas buscan nuevas estrategias



29 de marzo de 2020

Este domingo autoridades judiciales dictaron las primeras medidas cautelares de “prisión preventiva”, en contra de sujetos que habrían participado en un intento de saqueo a una tienda departamental de Huehuetoca, mientras que hasta el viernes, ya sumaban 43 las personas detenidas en Edomex, debido a que en plena contingencia por el COVID19, perpetraron robos y a través de las redes sociales, organizaron saqueos a centros comerciales principalmente del Valle de México.

Los hechos no fueron aislados, se detectaron grupos en FB o Whatsaap con influencia en 18 municipios, donde convocaron u organizaron asaltos en cadena a negocios durante varios días en once municipios de la zona metropolitana, por lo que hasta el momento, cuando menos 36 hombres y 11 mujeres ya habían sido detenidos y la policía cibernética mantenía bajo vigilancia comunidades digitales completas.

Paralelamente comenzaron a circular este fin de semana, videos de bandas delictivas, que ingresan a zonas residenciales o privadas durante la noche, para abrir autos o robárselos, según se observa en imágenes captadas por cámaras de seguridad, que circulan en redes y donde aparecen grupos de hasta 8 o 10 sujetos, perfectamente coordinados para perpetrar el asalto en áreas de estacionamientos de fraccionamientos.

Estos eventos delictivos, a decir del criminólogo Mauricio Cisneros Aceves, evidencian que en una contingencia sanitaria como la que vivimos o en una situación social extrema, la criminalidad busca adaptarse o incluso aprovecharla al máximo, perfecciona sus métodos o adopta nuevos para su beneficio, es decir se moderniza, ajusta o intenta evolucionar, pues en la mente de un delincuente, ese es “su trabajo” y también “busca mejorar” y brincar la crisis.

Es decir, al alterarse la movilidad social cotidiana en la que el delincuente solía moverse para “hacer su trabajo”, ahora tendrá que adaptarse.

El riesgo sin embargo en estos momentos en los que como estrategia para reducir los contagios masivos de COVID19, se ha implantado el “distanciamiento social”, es que las familias están confinadas en sus domicilios y podrían ser sorprendidas por los delincuentes, señaló el especialista, consultado por este portal.

El otro factor de riesgo, señaló, es que no existe por el momento de manera clara una estrategia efectiva de las autoridades al menos en Toluca, para prevenir actos delincuenciales sorpresivos, como los que ya se vivieron en la víspera, en municipios como Tecámac, Ecatepec, Naucalpan, Cuautitlán, Nezahualcóyotl, Nicolás Romero, Tultitlán, Texcoco, Ixtapaluca y Huehuetoca, entre otros, donde se reportaron y perpetraron saqueos convocados en redes sociales.

En este caso de la capital mexiquense, el también Maestro en Ciencias Penales, consideró que si la “policía” lo que intenta es “hacer notar” su presencia, como está ocurriendo en Toluca, donde los cadetes han sido dispuestos en un gran número de cruceros y parques “por imagen y para que se vean”, eso significa que “la estrategia de prevención no está sirviendo”, ya que cuando una estrategia policial de contención y sanción del delito sirve, no necesita publicitarse ni simplemente “hacer imagen”, es decir, “no se nota ni se percibe, porque está funcionando”, una paradoja, así funcionan las buenas policías en el mundo, precisó.

Por otro lado, admitió que en la historia de la delincuencia, tomando como referente diversas partes del mundo, ha quedado demostrado que la criminalidad siempre busca adaptarse a la sociedad y su circunstancia, los robos por ejemplo, han evolucionado desde los Códigos de Hammurabi, hasta nuestros días, en los cuales éstos ya incluso pueden darse mediante transacciones bancarias, el uso de teléfonos y otras tecnologías digitales que roban información previa.

Volviendo a la saturación policiaca en Toluca, pero sin resultados, Cisneros Aceves refirió que en lugar de pretender impactar publicitariamente a los ciudadanos, las autoridades de la capital, deberían replantear la estrategia para pasar de una “para que se vean muchos” a otra más inteligente, que permita aprovechar a los cadetes en combinación con los policías titulares y en patrullajes, si bien no tan visibles, si efectivos en lugares donde ahorita la gente necesita la vigilancia pues está encerrada en sus hogares.

AUMENTAN DELITOS

Cabe destacar que pese a estrategias como la que adoptó Toluca, con una sobresaturación de elementos en avenidas, cruceros y parques concurridos, en realidad y de acuerdo a estadísticas del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública (SENSP), la incidencia delictiva en todo el Estado de México creció en 16% del primer bimestre del 2019 al primer bimestre del 2020, con una mayor incidencia en delitos patrimoniales en todas sus variantes, es decir los robos, además de extorsiones y feminicidios.

El criminólogo explicó que desde hace dos años al menos, se observa una nueva tendencia a la alza de los índices criminales en el Estado de México, debido en parte a que prevalecen altos niveles de impunidad, pero también por la descomposición social que presenta el país, con una importante pérdida de valores a instituciones como la educación y la familia.



Ma. Teresa Montaño


Comments are closed.